Grandeza, humildad y servicio

HumildadEn esta entrada podéis leer un comentario de David Mathis (asistente pastoral de John Piper) sobre el último sermón de Piper predicado el pasado domingo.

La vida de Jesús fue una vida marcada por una humildad fuera de lo común. Aún así, siendo el hombre más humilde que jamás haya vivido, fue acusado de arrogancia y sentenciado a muerte por revelar de forma cierta y amorosa su divinidad.

Quienes seguimos a Jesús deberíamos desear que la humildad sea también aquello que marque nuestras vidas. Y con Jesús como nuestro guía, nuestra meta no debería ser evitar que nos acusen de arrogancia (eso está fuera de nuestro control), sino más bien evitar la realidad de arrogancia que [efectivamente] hay en nuestras propias vidas.

Miremos unos cuantos pasajes bíblicos que nos ayudan a entender lo que es y hace la humildad.

  1. Humildad es la alegría de que todo el crédito por habernos escogido sea de Dios, por lo cual nos gloriamos en él y no en el hombre (1 Corintios 1:26-31).
  2. Humildad es admitir alegremente que todo lo que tenemos nos ha sido dado como un regalo por Dios, de manera que no podemos jactarnos en ello (1 Corintios 4:6-7).
  3. Humildad es afirmar con alegría que Dios es soberano y que [por lo tanto] es él quien gobierna desde los latidos de nuestro corazón, hasta nuestros viajes -tanto si llegamos, como si no- (Santiago 4:13-17).
  4. La humildad tiene sus raíces en la buena noticia de que Jesús murió por nuestros pecados. Hasta ese extremo somos pecadores. Hasta ese extremo es nuestra [necesidad y] dependencia (Colosenses 3:12-13).
  5. Humildad es darse uno mismo en servicio a los demás, en lugar de buscar que a uno lo sirvan (Filipenses 2:5-8).
  6. Humildad es afirmar con alegría que en el servicio se encuentra la verdadera grandeza (Marcos 10:42-45).

La humildad tiene unos efectos realmente profundos en la vida cristiana. Tanto la fe, como la adoración, la obediencia o el amor, todos ellos crecen sobre el terreno de la humildad.

Y, a pesar de las objeciones del mundo, quienes son humildes en el evangelio de Jesús son quienes realmente han sido liberados para ser las personas más llenas de gozo, valor y ganas de trabajar que uno pueda imaginarse.

________________

* Artículo traducido y adaptado de desiringgod.org

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: