Los pastores… ¿también lloran?

600-00917146

La semana pasada, John_Catanzaro empezó una serie de entradas en theresurgence.com sobre una perspectiva del ministerio pastoral que, a pesar de la incidencia que tiene en la vida y el ministerio de muchos pastores, rara vez es tratada (si acaso sólo de forma anecdótica) con la seriedad y la profundidad que merece.

Aunque voy una semana por detrás, espero poder ir traduciendo la serie de Catanzaro (con alguna que otra adaptación menor) para que muchos otros –ya sean pastores o no- puedan beneficiarse de esta reflexión sobre las expectativas que a veces proyectamos sobre el ministerio y la persona del pastor y que no necesariamente son correctas o las más saludables. Sin más, aquí os dejo con la primera entrada (en este caso, dos listas de expectativas falsas o realistas) que también podéis leer en su versión original aquí.

FALSAS EXPECTATIVAS

  • Su función no es la de ser padres sustitutos.
  • No son psicoterapeutas.
  • No son conserjes, fontaneros o empleados de la construcción.
  • No son profesionales expertos en la gestión de crisis.
  • No son expertos en la resolución de conflictos.
  • No son gerentes de una empresa.
  • No tienen una conexión inalámbrica especial con el Espíritu Santo para resolver tus problemas personales.
  • No son responsables por tu pecado.
  • No han sido especialmente fabricados para recibir golpes [sin resentirse por ello] durante mucho tiempo.
  • No es un requisito pastoral recibir crítica injusta y de forma repetida.
  • No son gente famosa o héroes mediáticos.
  • También tienen familias con problemas reales.
  • No se puede esperar de ellos que siempre estén dispuestos e incansables.
  • No son Dios en forma humana.
  • También acaban agotados, estresados o incluso quemados.

EXPECTATIVAS REALISTAS

  • Es de esperar que los pastores sirvan.
  • Es de esperar que los pastores enseñen.
  • Es de esperar que los pastores lideren.
  • Es de esperar de los pastores que inspiran.
  • Es de esperar que los pastores oren.
  • Los pastores [también] lloran.
  • Los pastores [también] se cansan.
  • [Por supuesto], los pastores son humanos.
  • Los pastores [también] necesitan tiempo con sus familias.
  • Los pastores [también] necesitan renovarse.

Continuará…

About these ads

2 comentarios

  1. muy buen articulo, de mucha bendición!

  2. [...] * Entrada relacionada Los pastores…  ¿también lloran? [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: