¿Qué podemos aprender de un ateo?

La importancia de la evangelización vista desde la perspectiva de un ateo militante.

Una interesante reflexión de Penn, del duo Penn & Teller (aunque con algunas conclusiones erróneas), que rompe con algunos estereotipos y nos recuerda una vez más la urgencia de compartir el evangelio con los hombres y las mujeres de nuestra generación.


Vodpod videos no longer available.

Anuncios

6 comentarios

  1. Interesante, con sinceridad jamas me habia planteado ver la bondad de algùn creyente desde su convicciòn è intencion de salvar de su infierno a otros Seres Humanos.

    En verdad existen personas que creen totalmente en este tipo de mitologias, gente buena que desde estas creencias expresan la bondad que hay dentro de ellos y que por ello merecen el respeto de cualquiera.

    Aun asi, la mitologia religiosa estando abierta a muchas interpretaciones puede convertir a una persona bondadosa pero creyente en violenta en la medida que le asegura que asi se hace digno de su Dios, como aun sucede en el Mundo.

    Bajo el mismo razonamiento de Penn, una persona que entiende el estado de simple hipotesis que actualmente tiene la idea de un Dios y de la fabricacion humana de todo lo que se dice conocer de este Ser, debe tambien presentar los argumentos necesarios a los creyentes para “sacarlos” de su ilusion, en la medida que la creencia en dogmas puede llevar a errores, algunos muy graves como ya la historia lo demostro.

  2. Para el cristiano, no es motivo de sorpresa que los hombres sean capaces de buenas (e incluso desinteresadas) acciones; porque de acuerdo a la Biblia, el ser humano fue creado a la imágen y semejanza de Dios… por lo que, en cuanto a imago dei el hombre es capaz de reflejar, mediante sus buenas acciones, el carácter bondadoso de su creador.

    Sin embargo, el relato bíbico también nos habla de la incapacidad natural del hombre (a causa de su condición como criatura caída en pecado) de ser real, total y auténticamente bueno… en el sentido más estricto de la palabra… “pues bueno sólo es Dios” como le dijo Jesús a un respetable hombre de su tiempo (Lucas 18:18-27).

    El evangelio, muy lejos de lo que a menudo pensamos, no es para gente buena, religiosa o moralmente correcta… sino más bien todo lo contrario. No es el que está sano, sino el enfermo el que anda necesitado de un médico. Jesús dijo: “no vine a bucar a justos, sino a pecadores.” Si éste es el punto de partida, entonces no hay motivo para sentimientos de superioridad o necesidad de imponer (con violencia o algún otro tipo de coerción) sobre otros lo que a uno le ha sido dado por gracia.

  3. estoy totalmente convencido que puedo salvar a los cristianos de su ignorancia…

    se que lo lograré.

    saludos

  4. Gracias Luís por tu comentario. Permíteme que te diga que me resulta admirable (cuando no, un tanto curioso) observar la determinación casi-religiosa que expresas en tu comentario de “salvar” a los cristianos de su ignorancia. Tal vez sea simplemente eso… mi ignorancia; pero creo detectar en tus palabras elementos de algo que se parece mucho a una (ejem) “fe ciega”… en tí mismo o en tus posibilidades ¿? El cristianismo parte, precisamente, del polo opuesto… no de nuestras posibilidades o capacidad, sino de la capacidad (“poder de Dios” es el término bíblico) para nuestra salvación que sólo puede ser encontrada en Cristo. Para acabar, en una cosa si que estamos a una… “somos ignorantes”; pero la sabiduría no está en nosotros (limitados, finitos como somos), sino en Dios a través de Cristo tal y como nos lo revela su Palabra (I Corintios 1:18-25)

    un cordial saludo

  5. Eran ironías mis frases..
    Pero ese mismo asombro que tu has tenido por mis palabras tengo yo por sus actos de fé ciega hacia algo que no existe.
    Pero por supuesto que espero todo de mi, es normal, debío ser así desde el principio. Que el hombre se haga cargo de todas las cosas que fue haciendo a través de la historia.
    Porque si tenemos dios, tenemos demonio; si tenemos cielo, tenemos infierno. Me parece que no es así, total no hay ninguna prueba que fundamente como ciertos las cosas dichas antes, pero volviendo.
    Si existe todo eso, el hombre es un mero titere.
    Lo que pasa es que al no existir los creyentes son titeres de alguien más avispado y no lo digo yo, basta leer un poco los libros de historia.

    Saludos.
    P.D. La biblia no esta tomada como un libro histórico.

  6. A Sócrates se le atribuye la frase “sólo sé que no sé nada”, frase que podría ser perfectamente traducida como “sólo sé a través de no saber”. Aunque dicha con cierta ironía, la frase en sí no deja de expresar una verdad que aquél sabio de la antiguedad no podía eludir: desde nuestra limitada condición no podemos afirmar tener un conocimiento pleno de las cosas y es sólo en la medida que somos capaces de reconocerlo que entonces podemos empezar a aprender … a través de no saber.

    La afirmación de fe que hacemos los cristianos es tan absoluta como la negación sobre la existencia de Dios en boca de quienes se identifican a sí mismos como ateos. Aunque de signo contrario, las dos son declaraciones absolutas; pero mientras que el ateo defiende su presuposición (que Dios no existe) en base su propio juicio, evaluación y conocimiento exhaustivo de la realidad, el cristiano basa su afirmación de fe en una verdad que reconoce no provenir de sí mismo, sino que le ha sido dada por medio de esa revelación de Dios mismo que es su Palabra… que por cierto, es verdad que no es un libro de historia, aunque en él los elementos históricos son innegables y su aportación a la moral, civismo y ética en el mundo, de un valor incalculable.

    Pero está claro que estos aspectos que menciono arriba no son los que crean rechazo, sino el carácter sobrenatural en conjunto del relato bíblico y la afirmación categórica de que en Cristo Jesús, Dios ha hablado a los hombres (Hebreos 1:1-3) y que éste Jesús del que hablan las Escrituras es el Hijo de Dios. Por supuesto, esto es locura o escándalo tanto para el que no cree como para el que cree creer, pero no es capaz de ver en Cristo la sabiduría y e poder de Dios para nuestra salvación.

    Siento mucho la parrafada de este comentario… la verdad es que no es mi intención crear un foro de debate. Por eso mismo limitaremos a 5 los comentarios por entrada en este blog. De esta manera no intimidaremos a nadie y permitiremos que la gente saque sus propias conclusiones a partir del material expuesto; que por supuesto siempre partirá de la base o de la presuposición de que, efectivamente, Dios existe y ha hablado por medio y a través de la Persona de Cristo.

    Muchas gracias por vuestros comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: