Redeemer: una adoración evangelística II

worshipContiuamos con el artículo escrito por Tim Keller “Adoración Evangelística” sobre cómo el culto de adoración puede convertirse en una de las mejores herramientas evangelísticas de la iglesia.  

2. Conectando a los no‑cristianos con Dios.

En segundo lugar, nuestro propósito también es ayudar a la gente que no cree (o que no sabe lo que cree) a encontrar a Dios. En 1 Corintios 14:23, Pablo nos recuerda que en nuestros cultos debemos esperar/anticipar la presencia de personas hostiles a la fe o que están buscando la verdad. Por lo tanto, Pablo insiste en que  como cristianos no podemos llevar a cabo nuestro culto de forma que no sea comprensible para el no-cristiano.

Es por ello que en Redeemer los cultos son preparados y conducidos tanto para edificar al creyente, como para dar la bienvenida y crear interés en el no-creyente que nos visita. Tratamos de evitar al máximo la terminología propia de nuestras iglesias. Explicamos qué está sucediendo en el culto a medida que avanzamos. Con frecuencia, nos referimos de forma expresa y saludamos a la gente que no tiene fe o que la está buscando. Y cuidamos de forma muy especial que la predicación aborde continuamente los problemas y objeciones básicas que, normalmente, los no creyentes tienen en contra de la fe cristiana.  Recordamos lo que es no creer, y hacemos todo lo posible para tratar con respeto las preguntas y dificultades que normalmente la gente se hace acerca del cristianismo.

Después de cada culto, se ofrecen tres clases que han sido especialmente diseñadas para personas con dudas o incluso para quienes se muestran abiertamente escépticos frente a la fe cristiana. La primera clase: “Descubriendo el Cristianismo”, trata directamente el tema de la verdad. Este estudio contesta la pregunta: ¿Por qué creemos? La clase: “Fundamentos” explora las bases de la fe y la practica cristianas. Este estudio contesta la pregunta: ¿Qué creemos? Y por último, también hay una clase de “Preguntas y Respuestas”, conducida por el predicador del día, en la cual la gente puede hacer cualquier pregunta sobre cualquier asunto del  cristianismo.

De manera que la segunda responsabilidad de los que asisten a Redeemer, y ya son cristianos, es la de usar el culto de adoración como una herramienta para alcanzar a sus conciudadanos. Nuestras reuniones están diseñadas para traer amigos no‑cristianos. Especialmente, quienes viven y trabajan como profesionales en Manhattan encontrarán Redeemer como lugar excelente para traer a un compañero de trabajo o a un socio no‑cristiano, y así introducirle al cristianismo clásico. Literalmente, miles de personas con este trasfondo están siendo atraídas cada año. Y muchos han seguido verdaderamente el patrón que menciona Pablo en 1 Corintios 14:25 “los secretos de su corazón serán puestos de manifiesto, de manera que se postrará y adorará a Dios, exclamando: ¡Verdaderamente Dios está entre vosotros!”

* Continuaremos con próximas entradas sobre la función evangelística inherente en la adoración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: