¿Por qué Dios no nos perdona y punto?

rembrandt-return-of-the-prodigal-son1

¿Por qué es necesaria la “propiciación”? Por qué dice el Cristianismo que Jesús tuvo que morir por nosotros para poder reestablecer nuestra relación con Dios? ¿Por qué Dios no puede simplemente perdonarnos? La respuesta es que nadie puede “simplemente perdonar” un daño importante. Si alguien te ha traicionado y te ha causado un gran mal, ¿cómo le perdonas? Perdonar significa no usar la venganza cuando en realidad quieres que los demás paguen por lo que han hecho. Significa renunciar a criticar a los demás cuando en realidad quieres destrozar y arruinar su reputación. Incluso significa rechazar el rencor y en vez de eso tener compasión y esperanza de que esas personas cambien. Y mientras el tiempo pasa – si sigues con esa misma actitud, el enfado se irá y el perdón será completo. Como sabe toda persona que alguna vez lo ha intentado, eso es algo extremadamente doloroso, costoso y desesperante. Si no perdonas, te vuelves alguien endurecido y constantemente enfadado, y vives en un ciclo de venganza y conflicto que nunca termina – así que el mal triunfa. Por otro lado, si sigues el camino del perdón, experimentarás una gran cantidad de dolor y sufrimiento. No hay término medio. O bien haces que el causante del mal pague la deuda que tú sientes que tiene (¡tomándote la justicia por tu propia mano, a través de la venganza!) y en ese caso el mal vence – o te haces cargo de la deuda tú mismo. Lo mismo sucede en los ámbitos de la economía y la psicología. Si alguien te rompe un farol de 300 € y dice “lo siento mucho” y tú le dices “olvídalo”, lo has perdonado. Pero la deuda de 300 € no se desvanece en el aire. O bien haces que la paguen o bien la absorbes tú mismo (comprando un farol nuevo o dejando ese espacio sin luz)

Así que vemos este principio, que cuando se comete un daño importante, hay una deuda que no puede ser ignorada o desestimada sino que hay que tratar con ella, y ese tratamiento implicará sufrimiento. Entonces, si vemos este principio a nivel humano, que la única forma de vencer el mal es a través del perdón y que eso conlleva sufrimiento, ¿por que nos sorprende cuando Dios nos dice que con Él sucede lo mismo? Si cuando nos ofenden sentimos una deuda que no puede ser simplemente ignorada, que tiene que ser pagada a través del sufrimiento, cuanto más Dios es consciente de la enorme deuda del pecado del ser humano contra los demás, contra la creación y contra Dios mismo. O bien debe haber juicio que nos hará sufrir a nosotros, o habrá perdón que hará sufrir a Dios. No hay término medio. Tampoco Él puede “simplemente perdonar”. En la cruz Dios pagó la deuda Él mismo. Ahí vemos en el nivel espiritual y cósmico lo que sabemos muy bien en los niveles psicológico y relacional.

Tim Keller, notas de una charla dada en Gordon Conwell Theological Seminary sobre predicación, aquí

Traducido de: http://arenariainterpres.blogspot.com/search/label/forgiveness

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: