El Evangelio para gente ocupada

42-17090416Kevin DeYoung, en un artículo, nos ofrece una cita en la que hay cierto riesgo. Algunos la interpretarán como “permiso para no hacer nada”. Pero eso no debe hacer que ignoremos determinados matices, porque algunos en la iglesia necesitan oírlos.

Si a veces sientes un confuso sentimiento de culpa porque no estás haciendo más por el Reino, lo que se nos dice aquí será una brisa de aire fresco saturada de evangelio.

Esta es la conclusión:

Sin duda que algunos cristianos necesitan ser sacudidos de su apatía. Intento hacerlo cada domingo por la mañana y por la tarde. Pero también hay un buen grupo de cristianos que necesitan ser liberados de su mente llena de ideas como el rendimiento, la obediencia a la ley, cambiar el mundo, participar con Dios en la renovación de la creación. Puedo asegurar que alguna de la mejor gente en vuestras iglesias está cansada. No necesitan otra charla que les anime a hacer más. No necesitan escuchar más estadísticas y más historias domingo tras domingo sobre lo mal que va el mundo. Necesitan escuchar acerca de la muerte y la resurrección de Cristo. Necesitan escuchar cómo somos justificados sólo por la fe aparte de las obras de la ley. Necesitan escuchar la vieja historia otra vez. Porque el secreto del Evangelio es que, en realidad, hacemos más cuando menos oímos sobre todo lo que debemos hacer para Dios y oímos más acerca de lo que Dios ha hecho por nosotros.

Fuente: Between two worlds

Anuncios

Una respuesta

  1. Pues nada mas cierto, esto solo genera frustración, pues jamás podremos cumplir con todas las cosas que se nos demandan a diario, y definitivamente como lo citas “hacemos más cuando menos oímos sobre todo lo que debemos hacer para Dios y oímos más acerca de lo que Dios ha hecho por nosotros.”
    Quizá se debería estar mas motivado por el amor mismo de Dios en nosotros como el motor y generador de cualquier cosa, y no de estadísticas y métodos. Dios nos conceda mas de su amor, en sabiduría y conocimiento de Él, como “persona”, y nuestra relación no se base en todo lo que “hacemos”, sino en lo que el hizo, hace y continua haciendo cada día. A veces me es incomprensible como cuando Dios nos da todo para que descansemos en su Gracia y sustento nos empeñamos en intentar sostenernos en un camino en el que solo a través de su Espíritu es posible, andar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: