¿Sobrecargado?

sobrecargado

Esta mañana recibí esta cita, via email, de un gran amigo y compañero en el ministerio. Espero que os sea tan refrescante como lo ha sido para mí.

¿Cuál es el resultado práctico de hacerse un hombre responsable del trabajo de veinte hombres? ¿Haréis más así? ¿Lo haréis mejor? Esta mañana vi un caballo que estaba tirando de una carga propia de tres caballos. ¡Cómo se esforzaba! Me dije para mí: “He aquí el modo de arruinar un buen caballo. Su amo debiera quitar parte de su carga, o poner más caballos para tirar al mismo tiempo”. ¿Nos trata de esa manera nuestro Señor y Maestro? No; somos nosotros los que nos sobrecargamos. Tiramos del carro como si la salvación del mundo dependiera de que nos esforcemos hasta morir de cansancio. Ahora bien, no deseo que dejéis de sentir la debida medida de responsabilidad; pero al mismo tiempo, tened en cuenta que no sois Dios, ni ocupáis el lugar de Dios; no gobernáis vosotros la providencia, y no habéis sido elegidos administradores exclusivos del pacto de la gracia; por lo tanto, no actuéis como si lo fuerais”

* CH Spurgeon. “Un Ministerio Ideal” 1: El Pastor-Su persona. El Estandarte de la Verdad. p. 158-159.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: