Los pastores… ¿también lloran?

600-00917146

La semana pasada, John_Catanzaro empezó una serie de entradas en theresurgence.com sobre una perspectiva del ministerio pastoral que, a pesar de la incidencia que tiene en la vida y el ministerio de muchos pastores, rara vez es tratada (si acaso sólo de forma anecdótica) con la seriedad y la profundidad que merece. Sigue leyendo

Anuncios

De la comunión con Cristo a la común-unión en Él

pinya castellera

La comunión que los cristianos tenemos con Cristo, demanda de nosotros que expresemos una común-unión en Él; a pesar de nuestros distintos matices, acentos o énfasis doctrinales en los que estamos de acuerdo en estar en desacuerdo. Pero el apoyo mutuo y la oración son cosas no solamente buenas y deseables, sino también necesarias -especialmente en la dura (y a veces hasta solitaria) labor pastoral. Os invito a que leáis esta breve entrada en el blog de  Emmanuel Castillo.

__________

* La imagen de esta entrada corresponde a la formación de una pinya castellera. La pinya es la base de un castillo humano, donde se encuentra el grosor de la gente para dar soporte a toda la estructura (para saber más sigue este enlace).

Hermanos, no somos profesionales

1145020955cro4aq Los pastores estamos muriendo por la profesionalización del ministerio pastoral. La mentalidad del profesional no es la mentalidad del profeta; tampoco es la mentalidad del esclavo de Cristo. El profesionalismo no tiene nada que ver con la esencia y el corazón del ministerio cristiano. Cuanto más profesionales deseemos ser, más espiritualmente muertos nos levantaremos. No podemos ser como niños, profesionalmente (Mateo 18:3); no podemos ser misericordiosos, profesionalmente (4:32); no podemos clamar por Dios “como el ciervo busca por las corrientes de las aguas,” profesionalmente (Salmo 42:1). Sigue leyendo